Hace 15 años me diagnosticaron una hernia discal, fue muy doloroso, pero al cabo de un año ya podia hacer vida normal. Hace dos años terminé la formación de kundalini yoga y tuve la desagradable recaìda del terrible dolor lumbar. Soy muy elàstica y no sabìa cuando me hacìa daño en las asanas. Encontré a Dana por internet!!!!. Ella me ha enseñado con mucha paciencia y dulzura como y cuando me hago daño, en que asanas y en qué posturas de mi vida diaria. Me ha dado series progresivas y mi dolor ha casi desaparecido. Me ha ayudado a soltar muchos fantasmas que se resistìan.Te estoy muy agradecida Dana, muchas gracias??
Eulalia M.
Dana no sólo mima cuerpo, sino también el alma. Desde lo físico, aprendiendo a escuchar a tu cuerpo, a apreciarlo y respetarlo. Desde lo mental, a una mayor comprensión, aceptación y conexión. Ella respeta los ritmos de cada uno y te enseña a observarte y sobre todo, a no juzgarte. Gracias Dana por enseñar con tanta paciencia y cariño, por enseñarnos un tipo de yoga respetuoso con nuestro cuerpo y con consciencia. Gracias por tu profesionalidad, cercanía y calidez. ¡Animo a probar la experiencia y a practicar yoga con Dana!
Jutta Knabe
Yoga con Dana ha enriquecido mi vida! No sólo és porque Dana es un sol y da gusto estar y hablar con ella. En un año de clases con ella he aprendido tanto sobre mi cuerpo, la postura correcta y ejercicios sutiles, pero tan eficaces. Cada clase te hace sentir mejor, en relación a tu cuerpo y sobre todo a tu bienestar. Gracias Dana, no será fácil encontrar una profesora equivalente a ti de vuelta en Alemania…
Patricia
Gracias, Dana, por tus sesiones de yoga terapéutico! 🙂 Hace años que me siento atraída por el yoga, pero siempre que lo había probado en clases de grupo, sentía que no acababa de entender la esencia del yoga, ni el sentido profundo que podía tener para mi cuerpo y mi mente. Contigo, en sólo dos meses y medio he hecho grandes descubrimientos y avances, gracias a tu dedicación totalmente personalizada durante las sesiones. Aún me queda mucho por aprender (por suerte!) pero ya puedo hacerlo disfrutando desde mi recién descubierto “centro” postural y mental.
Coral Cruz
Gracias Dana por tu paciencia y predisposición, y especialmente por acompañarnos en este momento tan especial, como es el embarazo. Las clases de yoga prenatal son mucho más gratificantes gracias a tu escucha atenta y cariño, y eso es algo que no se encuentra tan fácilmente. Un abrazo muy fuerte!
Carolina
Dana, tus conocimientos, tu sensibilidad e intuición para generar rutinas terapéuticas personalizadas me han dado una de las mejores herramientas para Sanar, es un privilegio tenerte como terapeuta.
Laura B.
Fer classe amb la Dana és el mateix que fer-se un regal d’amor i respecte cap a un mateix. Les verbalitzacions que fa són un missatge afectuós per al meu conscient, per a estimar-me sense jutjar-me. És així com es va fent camí d’autoconeixement i acceptació.
Nuria
Hace unos meses que estoy en las clases de yoga de Dana y es una de las mejores elecciones que he hecho en mucho tiempo. La verdad es que empecé sin muchas expectativas debido a diferentes enfermedades, entre ellas muchos dolores de espalda que me tenían muy debilitada. En el tiempo que llevo mis dolores han mejorado mucho, hasta en casa me dicen “hace mucho que no te quejas de dolor”. Sus clases son una mezcla de posturas ,meditación y relajación. He aprendido a no exigirme más de lo que puedo hacer gracias a los consejos de Dana. Ella siempre está asesorando te en las posturas y muy preocupada por que te sientas bien. Estoy aprendiendo a meditar, en casa lo hago muy a menudo. No tengo más que palabras buenas y pienso seguir este camino de aprendizaje durante mucho tiempo. Gracias Dana por ser mi maestra y haber mejorado mi calidad de vida.
Montse Jason
Ir al Yoga de Dana es como tomarse un buen descanso entre semana. Varias veces llegué apurada a la clase y al entrar a este espacio tranquilo y relajado notaba que mi cuerpo y mente aún estaban acelerados de los sucesos del día. Sin embargo, pasados unos minutos, ya noté como mi cuerpo se calmaba, mi cabeza iba más despacio y que podía volver al aquí y ahora, y a disfrutar del momento. Estoy haciendo Yoga ya hace un año y he ido notando cada vez más como mejoraba mi bienestar. Por hacer un trabajo de oficina y estar sentada mucho tiempo tenía regularmente dolores de espalda o me sentía muy inflexible. Desde que estoy siguiendo las clases de Dana tengo menos problemas y cuando tengo algún dolor de espalda este desaparece mucho más rápido que antes. Aprendí a escuchar aún mejor a mi cuerpo y no forzarlo porque veo que con el tiempo igual consigo hacer las posturas y meditaciones, que sí iría forzando y apurándome. Dana sabe crear un ambiente muy agradable, de alegría y aceptación. Y así no es sólo por los beneficios saludables para mi cuerpo, sino también por ello, por pasar un rato bonito con Dana y mis compañeras, que me alegro que ya vuelve a ser el dia de clase.
L.L.
Llevo haciendo clases particulares desde hace un mes con Dana y la mejoría que yo he encontrado en mi espalda en general ha sido increíble. Ni yo misma me creo que haya podido encontrar por fin una profesora de yoga con experiencia y que sabe exactamente lo que tiene que hacer en los casos crónicos como el mío por ejemplo. Bravo Dana por haberme ayudado a mejorar mis dolores. Gracias
Maria Carmen Julia
Las clases personales de yoga terapeutico de Dana son todo un descubrimiento de una mismo. Me ha permitido analizarme más para entenderme y conocerme mejor, mentalmente y fisicamente. Todo esto con la sensación que el tiempo dejaba de pasar y el mundo paraba de girar 🙂 Una desconexión total y una comprensión profunda. La profesionalidad y seriedad de Dana es extraordinaria. Gracias por ser como eres!
Sabrina Ferrone